Luz y su microemprendimiento

Inauguramos hoy, la sección Amigos homeschoolers, que buscará retratar la vida de niños y jóvenes homeschoolers que, con sus logros, nos inspiran y nos estimulan a seguir en nuestro camino hacia la utopía.


Escribe la mamá en su blog:

Luz tiene 16 años, a los 12, estando aún escolarizada nos anunció su decisión de no continuar con la escuela secundaria porque quería estudiar cocina, cosa que a nosotros no nos sorprendió ya que ella cocinaba desde muy chiquita, se recibió de chef en diciembre de 2015 y a fines del 2016 decidió comenzar un microemprendimiento en el que prepara algunas delicias culinarias.

Este proyecto llevó un tiempo de elaboración no solo a nivel personal, ya que no es lo mismo recibir un pedido eventual a tener un proyecto que requiere disposición semanal permanente, recepción de pedidos, responsabilidad y cumplimiento; sino también a nivel social ya que su emprendimiento fue presentado y aceptado en la Oficina de empleo de la ciudad de Funes, aprobado por bromatología de la ciudad de Rosario y cumplimentó con todos los procesos que se exigen para esta actividad.

Para seguir leyendo… visiten el post original del blog “Qué hacemos con los chicos en casa”: Luz y su microemprendimiento

Espero que les guste.


Comenten, estudien y divulguen sobre la desescolarización, que hay vida –y mucha– más allá de la escuela.

2 Replies to “Luz y su microemprendimiento”

    1. Al contrario Marian, gracias a vos y tu inmensa sabiduría de madre, por criar niños que son referentes para el resto de comunidad homeschooler. Y claro que es posible!

      Gracias Luz por tu perseverancia y por creer en vos misma! Seguramente sin habertelo propuesto, estas siendo el ejemplo para tu generación y para todas las que te seguirán. Como se dice en japonés “Ganbatte kudasai!”*

      * Ganbaru es una palabra en japonés que significa persistir en una tarea con tenacidad hasta que es completada.

      Otro significado indica que es un esfuerzo persistente hasta que se obtiene el éxito.

      Es una expresión que tiene un gran impacto cultural, ya que anima a las personas a nunca rendirse, especialmente cuando no hay oportunidades de ganar.

      Ponen un mayor énfasis en el esfuerzo que en el resultado. Esto no significa que el resultado no sea importante y que ellos no busquen obtener la victoria, sino que saben que al realizar el mayor esfuerzo posible, el resultado obtenido será satisfactorio.

      “Que tengas suerte” es algo que utilizamos cuando una persona a quien conocemos tiene que realizar una tarea o será sometida a una prueba.

      Dentro de la cultura japonesa también existe la expresión Ganbatte kudasai, utilizada de la misma forma en la que en latinoamérica se utiliza la expresión “que tengas suerte”.

      Sin embargo el significado que tiene es “trabaja duro, da lo mejor de ti”. Al ser una expresión común, las personas lo utilizan para darse ánimo unos a otros.

      Cuando a una persona le dicen Gambatte kudasai, esa persona responde con Ganbarimasu, que significa “me esforzaré”, asumiendo la responsabilidad sobre dar lo mejor en lo que va a hacer.

      Frases relacionadas con Ganbaru:
      * Sigue soportando
      * No te rindas
      * Da lo mejor de ti
      * Dalo todo
      * Trabaja duro
      * Esfuérzate

      Ganbaru es una palabra que representa lo que sucede frecuentemente en el trabajo. Cuando se requiere un esfuerzo mayor para cumplir con los objetivos organizacionales, las personas son exigidas a caminar la milla extra, a ir más allá del deber. Finalmente se puede observar que el esfuerzo de todos es algo necesario para alcanzar las metas trazadas, e incluso los aportes más pequeños son pasos que nos acercan a ellas, así que el éxito, como lo dijo Theodore Roosevelt, es gracias a las personas que se encuentran en la arena.

      “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay otros que luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay quienes luchan toda la vida, esos son imprescindibles” — Bertolt Brecht

Dejá una respuesta