Cuando la norma es coincidir no queda nada que pensar

Donde todos piensan igual, nadie piensa mucho.

—Walter Lippman


Minibio: Walter Lippmann (Nueva York, 23 de septiembre de 1889 – Nueva York, 14 de diciembre de 1974)1 fue un intelectual de la elite estadounidense, periodista, comentarista político, crítico de medios y filósofo. Obtuvo dos veces el Premio Pulitzer (1958 y 1962) por su columna Today and Tomorrow.

Lippmann veía el propósito del periodismo como “trabajo de inteligencia”. Dentro de este papel, los periodistas son el enlace entre los agentes políticos y el público. Un periodista busca hechos en los agentes políticos, los transmite a los ciudadanos y estos forman una opinión pública.

Veía al público como lo hizo Platón, como una gran bestia o rebaño desconcertado que se debatía en el caos de las opiniones locales. Comparó la habilidad política de un hombre promedio a la capacidad crítica de un espectador que entrara en el teatro a mitad del tercer acto y se va antes de caer el telón. Lippmann proponía que el rebaño de los ciudadanos debía ser gobernado por una clase especializada cuyos intereses fueran más allá de lo local. Esta clase estaría compuesta por expertos, especialistas y funcionarios.

En 2002, Stuart Ewen, historiador de las relaciones públicas, en una declaración en el documental The century of the self: Happiness Machines de Adam Curtis para la BBC dijo: “El concepto de Edward Bernays y Walter Lippmann de manejar a las masas contaminó la democracia y la convirtió en un paliativo: dar a la gente un medicamento para que se sientan bien y que pueda responder a un dolor inmediato, sin alterar las condiciones objetivas que lo crean.”

Nota al margen: recuerden y estén atentos a este otro señor mencionado aquí, Edward Bernays. Hay mucho para decir de él para comprender cómo funciona el mundo. Pilar Baselga hace mención a este en su conferencia La Agenda Oculta de la Educación Obligatoria como el padre de la propaganda.

One Reply to “Cuando la norma es coincidir no queda nada que pensar”

  1. Muy buen artículo Pablo. (Asumiendo que lo escribiste vos).
    Piensan y nos hacen pensar y reflexionar. No importa si al final terminamos coincidiendo siempre. Aunque hasta ahora coincidamos en muchísimo puntos. Porque de todos los que comparten su pensar, estamos convencidos de que se aprende.
    Me felicito por suscribirme a páginas como la de ustedes, que contienen material tan valioso.
    Abrazos a toda la familia !!!
    Y feliz cumple, nuevamente, para Mei.

Dejá una respuesta