¿Cuándo tomaron consciencia sobre la desescolarización?

Fue luego de haber realizado la totalidad de los cambios en nuestros hábitos alimenticios. Ya eramos conscientes de la contaminación y los riesgos a la salud de todos los otros productos químicos de la industria presentes en nuestro hogar: productos de aseo, cosméticos, productos de limpieza, jabón para lavar ropa, etc. Y nos deshicimos de todos ellos, reemplazándolos por opciones no tóxicas.

En esos años, leímos y estudiamos mucho. Y cambiamos acordemente nuestro hábitos a partir de dicho conocimiento. Para octubre de 2014 habíamos visto ya dos documentales que nos provocaron un gran impacto, La Educación ProhibidaSchooling the World: The Last White Man Burden.

Luego, recuerdo que en la mañana del 10 de octubre de 2014 vimos La Agenda Oculta de la Educación Obligatoria y dejamos de verle todo sentido a seguir enviado a los niños a la escuela.

Fue inevitable. Cuando se toma verdadera consciencia, la acción es inmediata.

Como con el dolor, si uno pone la mano sobre el fuego, mientras no se tome consciencia que uno se está quemando, difícilmente retire la mano del fuego.

Se pueden ver los tres documentales, se puede creer que uno tomó consciencia de lo visto en esos videos, pero siento que si luego de verlos, aún no retiraste a los chicos del colegio, es probable que aun no hayas tomado verdadera consciencia, o que tengas un impedimento concreto que no te permite retirarlos del colegio: por ejemplo, no tener con quien dejarlos porque tanto el papá como la mamá trabajan fuera de casa durante todo el día. Pero, aún con esa dificultad, quien toma consciencia no duerme hasta alcanzar el cambio. El cambio lo urge. Pasa a ser la primera prioridad y sólo acaba cuando se llega al cambio-objetivo.

La acción de cambio es consciencia materializada frente a un determinado conocimiento. No es así con la razón. Uno puede razonar lo visto en los documentales, uno puede razonar sobre el adoctrinamiento del sistema educativo, razonar sobre cómo este adoctrinamiento fuerza a nuestros niños a aceptar como realidad algo que sus sentidos y su intuición no perciben, pero esto nunca nos lleva a un cambio concreto y definitivo. El cambio viene de la verdadera consciencia. Y creemos que en los medios masivos y los canales alternativos de difusión, sobran los razonamientos y escasea la consciencia.

Así comprendemos nosotros estos procesos.

Dejá una respuesta