El silencio y la tergiversación puede ser genocida

Losing our grip: More students entering school without fine motor skills

Link al artículo original: http://lancasteronline.com/features/trending/losing-our-grip-more-students-entering-school-without-fine-motor/article_c0f235d0-7ba2-11e5-bf0d-5745f74f9717.html

maestra enseñandole a una nena a agarrar correctamente un lapiz
La maestra de arte de la Escuela Primaria Denver Alisa Leidish le recuerda a la niña de kinder Laiklyn Lloyd que “pellizque y voltee” su crayón de modo que sus dedos puntiagudos, no un puño cerrado, formen su escritura.

Dice el título de la nota: “Perdiendo nuestro control: más estudiantes ingresan a la escuela sin habilidades motoras finas”

Les recomiendo leer el artículo completo. Aquí les dejo un link al artículo traducido automáticamente por Google.

Gabriela, la mamá de los chicos, es maestra de música de un jardín de infantes de clase media-baja de la zona norte del Gran Buenos Aires. Muchas veces hablamos de cosas que ella ve de sus alumnitos, a quienes acompaña con la música desde salita de 3 años hasta salita 5 años.

Básicamente, lo que está ocurriendo en la Argentina es una epidemia de trastornos y problemas de neurodesarrollo que no tienen precedente alguno en la historia de la medicina. Ni siquiera en tiempos de guerra ocurrió a esta escala en países que participaron de los conflictos bélicos.

En lo personal, atribuyo la mitad de la responsabilidad de esta tragedia moderna, a los medios de comunicación que tienen pautas claras de qué se permite ser noticia y que no, lo que en su conjunto modifica la percepción de la realidad en la que estamos inmersos, ya que –por su hegemonía– la televisión y los medios en general, no nos permiten percibir la epidemia descaradamente evidente que se desarrolla a nuestro alrededor.

Y cuando no podemos percibir un problema, menos vamos a intentar solucionarlo, como individuos y como sociedad.

Y mi crítica a los gurus homeschoolers/unschoolers más importantes, es que todos los problemas de la educación formal, lo atribuyen a una incapacidad de las instituciones educativas y sus docentes para cuidar de los niños.

De lo que nunca hablan estas gurus, ni por accidente, es sobre la situación anormal de tener a más de la mitad de los niños en un aula con problemas de neurodesarrollo y, como en el caso de la salita de 5 años de Gabriela, a un cuarto de los niños medicados con drogas psicotrópicas.

Queda claro, que la cuestión escolar hoy excede lo académico-pedagógico y entra en el campo de la medicina y la neurología. Excede incluso el campo de la psicología y la psiquiatría –como bien me lo aclarara una prestigiosísima doctora de la Argentina– porque estamos hablando de un trastorno de neurodesarrollo provocado por intoxicación, a partir de –en este orden– vacunas, alimentos y otros peligrosos tóxicos medioambientales, que son producto de políticas macroeconómicas que nuestro país abrazó, abriendo las puertas a transnacionales con modelos de negocios que destruyen cabalmente los ecosistemas de nuestra región, afectando la calidad del agua, del aire y del suelo por generaciones.

Más aún, yo diría, que las principales gurus del mundo desescolar están colaborando explícitamente en el silenciamiento de este genocidio infantil, tergiversando los evidentes problemas de neurodesarrollo con ideas que sólo pueden sostenerse desde el pensamiento mágico.

Y por tal acción, deberían ser juzgadas como criminales participes, como lo fueron juzgados los jerarcas Nazis que colaboraron con su silencio en los genocidios de la Segunda Guerra Mundial, sin haber disparado jamás su pistola Luger.

Nada más.

¿Qué se está defendiendo cuando justifican la escuela?

Todos los ‘especialistas’ que justifican la escuela dicen defender los derechos del niño. Pero que no nos confundan, lo que ellos defienden no son sus derechos sino sus obligaciones: jornadas obligatorias de no menos de 9 horas de lunes a viernes. Es una imposición por demás brutal que destruye la infancia con el fin de formar adultos desarraigados, individualistas, siempre insatisfechos, fáciles de manipular.

— Sqool.me Life.Schooling


Sqool.me Life.Schooling es la parte pública de un proyecto familiar de autoconsciencia y desescolarización (educación sin asistencia a una escuela). Todos los contenidos son de nuestra propia autoría (excepto donde se indique), escritos desde la Argentina para todo el mundo, en idioma español rioplatense.

Cambiar la mirada de los niños para cambiar al mundo

kids in war

En la desesperación de ver el mundo he querido detener el tiempo de la niñez. Sí, al verlos amontonados en alguna esquina, en esas conversaciones herméticas que para los grandes no tienen ninguna importancia, he sentido necesidad de paralizar el curso del tiempo. Dejar a esos niños para siempre ahí, en esa vereda, en ese universo hechizado. No permitir que las suciedades del mundo adulto los lastimen, los quiebren. La idea es terrible, sería como matar la vida, pero muchas veces me he preguntado en cuánto contribuye la educación a adulterar el alma de los niños. Es verdad que la naturaleza humana va transformando los rasgos, las emociones, la personalidad. Pero es la cultura la que le da forma a la mirada que ellos van teniendo del mundo.

Es urgente encarar una educación diferente, enseñar que vivimos en una tierra que debemos cuidar, que dependemos del agua, del aire, de los árboles, de los pájaros y de todos los seres vivientes, y que cualquier daño que hagamos a este universo grandioso perjudicará la vida futura y puede llegar a destruirla. ¡Lo que podría ser la enseñanza si en lugar de inyectar una cantidad de informaciones que nunca nadie ha retenido, se la vinculara con la lucha de las especies, con la urgente necesidad de cuidar los mares y los océanos!
Hay que advertirles a los chicos del peligro planetario y de las atrocidades que las guerras han provocado en los pueblos. Es importante que se sientan parte de una historia a través de la cual los seres humanos han hecho grandes esfuerzos y también han cometido tremendos errores. La búsqueda de una vida más humana debe comenzar por la educación. Por eso es grave que los niños pasen horas atontados delante de la televisión, asimilando todo tipo de violencias; o dedicados a esos juegos que premian la destrucción. El niño puede aprender a valorar lo que es bueno y no caer en lo que le es inducido por el ambiente y los medios de comunicación. No podemos seguir leyéndole a los niños cuentos de gallinas y pollitos cuando tenemos a esas aves sometidas al peor suplicio. No podemos engañarlos en lo que refiere a la irracionalidad del consumo, a la injusticia social, a la miseria evitable, y a la violencia que existe en las ciudades y entre las diferentes culturas. Con poco que se les explique, los niños comprenderán que se vive un grave pecado de despilfarro en el mundo.†

— Ernesto Sábato
Rojas, 1911-2011


Ernesto-SabatoMinibio: Ernesto Sabato Ferrari fue un escritor, ensayista, físico y pintor argentino. Sólo tres novelas, espaciadas en el tiempo, componen su producción estrictamente literaria: El túnel (1948), Sobre héroes y tumbas (1961) y Abaddón el exterminador (1974); a pesar de ello, figura entre los más destacados autores del Boom de la literatura hispanoamericana de los años 60. Con ellos compartió un afán renovador manifiesto en las técnicas narrativas (la superposición de tramas y la fusión de novela y ensayo fueron patentes desde su segunda novela), mientras que en lo temático se orientó hacia una indagación de signo existencialista sobre los abismos de la naturaleza humana y la pervivencia de la barbarie en la civilización moderna.

† Extraído de La Resistencia (3ra. Carta)

Los niños de arriba, de abajo y del medio

Día tras día, se niega a los niños el derecho de ser niños. Los hechos que se burlan de ese derecho, imparten sus enseñanzas en la vida cotidiana. El mundo trata a los niños ricos como si fueran dinero, para que se acostumbren a actuar como el dinero actúa. El mundo trata a los niños pobres como si fueran basura, para que se conviertan en basura. Y a los del medio, a los niños que no son ricos ni pobres, los tiene atados a la pata del televisor, para que desde muy temprano acepten, como destino, la vida prisionera. Mucha magia y mucha suerte tienen los niños que consiguen ser niños.

— Eduardo Galeano
Montevideo, 1940-2015


Minibio: Eduardo Germán María Hughes Galeano fue un periodista y escritor uruguayo, ganador del premio Stig Dagerman, considerado como uno de los más destacados artistas de la literatura latinoamericana. Sus libros más conocidos, Las venas abiertas de América Latina (1971) y Memoria del fuego (1986), han sido traducidos a veinte idiomas. Sus trabajos trascienden géneros ortodoxos y combinan documental, ficción, periodismo, análisis político e historia.

¿Retiraron a los niños del colegio ni bien tomaron consciencia?

sacaron-a-los-ninos

No.

No lo creímos conveniente. Quizá por prolijidad, también para que nuestros peques tengan más tiempo de comunicarlo a sus compañeritos, decidimos que lo mejor era que terminen el ciclo escolar.

Nos parecía que levantarnos e irnos de repente no haría otra cosa que aumentar la desconfianza y susceptibilidad de las autoridades intervinientes que, si bien no tienen competencia alguna, pueden ponerse muy molestos y complicar la experiencia.

Además esto nos daría tiempo para estudiar el plan de acción. Porque una cosa es tomar la decisión. Otra muy distinta es la implementación de dicho cambio (cambio-objetivo).

Así fue que nos contactamos con Paula Lago y Silvana Gonella ya que ellas tienen redactado un documento sobre cuestiones legales para, a partir de este, armar nuestro caso ante el colegio y definir cómo nos íbamos a aproximar con este tema.

También nos pareció justo comunicarlo nosotros a los padres de los compañeritos a través de unos grupos de Facebook que existían en su tiempo. Así que escribimos una breve despedida en la que les contamos nuestras intenciones sin entrar mucho en las razones y agradecerles el tiempo compartido como parte de la comunidad escolar.

El feedback por parte de los padres fue, para el caso de los papás de los compañeritos de Tom, muy afectuoso y positivo. Nos sorprendieron gratamente. Para el caso de los papás de los compañeritos de Vale, excepto por el grupito más cercano, nos ignoraron desde aquel mismo día.

Conferencias sobre Inmunidad y Prevención en la Infancia

una beba de un mes

Pocas cosas en la vida son más importantes que el tema abordado en este encuentro de verdadera ciencia y medicina: las vacunas

El próximo domingo 25 de junio se celebrará el 1er. ciclo de conferencias y mesas redondas sobre Inmunidad y Prevención en la Infancia.

En esta oportunidad contaremos con la flamante presencia de:

  • Matías Díaz, investigador especializado en vacunas, “Inmunidad, vacunas y nuevos paradigmas en salud”
  • Dr. Eduardo Yahbes, médico pediatra homeópata, “¿Vacunar o no vacunar?”
  • Dra. Alejandra Chiappano, médica antroposófica, “Desarrollo sano y sentido de la enfermedad. Prevención en la infancia.”
  • Dr. Ramiro Salazar, epidemiólogo especialista en salud pública, “Salud pública. Propiedad privada.”

El ciclo tendrá lugar en el auditorio de la prestigiosa Fundación San Rafael. Para quienes no conocen la institución, es el lugar donde se atienden muchos chetos y famosos residentes en Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Serán cuatro presentaciones inéditas brindadas por doctores e investigadores de la medicina, de 45 minutos aproximadamente cada una, intercalados por bloques para preguntas y debate. Un brake de una hora al mediodía ofrecerá la posibilidad de almorzar y ampliar nuestra red.

Rescatamos este comentarios de la Dra. Alejandra Chiappano: “Esta jornada es el primer encuentro de personas que estuvimos mucho tiempo solos trabajando en estos temas. Para mí es una fiesta, un evento que marca un hito, invitamos a profesionales y a padres a esta jornada para visualizarnos y continuar como comunidad un camino al que nos hemos comprometido con la vida.”

Sin duda estaremos ahí presentes, comprometidos con la vida, como padres y como familia, en este evento imperdible, esta fiesta de reencuentro con nuestra verdadera humanidad.


Cuándo:
Domingo 25 de Junio
De 9 a 15 horas
Inscripción 8:45 horas

Dónde:
Auditorio Fundación San Rafael
Ramallo 2606, Saavedra, CABA

Cuánto:
Aporte SUGERIDO de la entrada $300
Buffet opcional a cargo del Jardín Materno Infantil “El sapo y la rana”.


Que sean niños los niños

dos niños jugando sobre las hojas del otoño

Que sean niños los niños.
Que sean niños, y no clientes de las compañías de celulares, o vendedores de rosas en los bares, o estrellas descartables de la televisión.
Niños, no limpiavidrios en los semáforos, o botín de padres enfrentados o repartidores de estampitas en los subtes.
Que no sean niños soldados, los niños.
Que sean niños los niños, simplemente. Que no sean los habitantes de un reformatorio.
Que no sean costureros en talleres ilegales de ningún lugar del mundo.
Que sean niños los niños, y no un target.
Que no sean los que pagan las culpas. Los que reciben los golpes. Los bombardeados por publicidad.
Que sean niños los niños. Todo lo aniñados que quieran. Todo lo infantiles que quieran. Todo lo ingenuos que quieran. Que hagan libremente sus niñerías. Que se dediquen a ser niños y no a otra cosa.
Que no sean los que no juegan, los acosados por las preocupaciones, los tapados de actividades. Que sean niños los niños y se los deje preguntar sin levantar la mano, formar filas torcidas, llevar alguna vez la Bandera no por ser mejor alumno, sino por ser buen compañero.
Que sean niños los niños y no los incentivados con desmesura a consumir todo lo que saca el mercado.
Que sean niños, y no los que aspiran pegamento en una esquina o fuman paco en la otra, tan de nadie, tan desprotegidos. Niños, no nombres que tienen que rogar por recibir el apellido paterno o la cuota de alimentos.
Que sean niños los niños. Y que los niños sean lo intocable, que sea la gran coincidencia en cualquier discusión ideológica; que por ellos se desvelen los economistas de todas las corrientes, los dirigentes de todos los partidos, los periodistas de todos los medios, los vecinos de todas las cuadras, los asistentes sociales de todas las municipalidades, los maestros de todas las escuelas.
Que sean niños los niños. Que sean niños, no “el repetidor” o “el conflictivo” o “el que nunca trae los deberes”. Niños, y no los que empujan el carro con cartones.
Que sean niños los niños, simplemente. Que ejerzan en paz el oficio de recién llegados. Que se los llame a trabajar con la imaginación o con lápices de colores. Que se los deje ser niños, todo lo niños que quieran. Y que los niños sean lo importante, que por ellos lleguen a un acuerdo los que nunca se ponen de acuerdo; que por ellos se dirijan la palabra los que no se hablan, que por ellos hagan algo los que nunca hicieron nada.
Que sean niños los niños y que no dejen de joder con la pelota.
Que sean niños en su día. Que lo sean todos los días del año.
Que sean felices los niños, por ser niños. Inocentes de todo lo heredado.

—Mex Urtizberea


Sqool.me Life.Schooling es la parte pública de un proyecto familiar de desescolarización y autoconciencia. Se agradece la difusión de sus contenidos y la participación en debates sanos escribiendo en los comentarios.

San Isidro invita a la Esquina de Arte

Este 25 de mayo la municipalidad de San Isidro invita a un encuentro cultural en el Punto de Encuentro de Boulogne para compartir una tarde con música, teatro, danza, relatos, exposiciones y talleres.

Hay que llevar al mate y nos esperan con tortas fritas!

Evento enteramente gratuito y abierto al público.

Les dejo aquí el programa del día.

Centro Cultural Boulogne
Av. Avelino Rolón 2315

¿Cómo empezó todo?

Arrojando el televisor por la ventana

Regalando el televisor.

No es broma.

Y sin pensarlo mucho.

Tom tenía tres años y en un momento se acercó para pedirnos que le compremos algo que había visto en la televisión.

Tom habló bien desde sus primeras palabras. Casi no balbuceó, pero mezclaba las sílabas de las palabras que seguramente le resultaban complicadas. Pero las pocas palabras que decía, las pronunciaba muy bien: agua, leche, jugo, belílula –por libélula–, cucharacha –por cucaracha–, colibrito –por colibrí.  🙂

Así que su pedido había sido muy claro. Quería un juguete que había visto en Disney Channel.

Cita de Woody Allen

No recuerdo que le respondimos en ese momento.

Pero nos dejó a los dos hablando sobre cómo la tele ya había provocado que Tom venga a pedirnos un juguete con la poca tele que había visto en su –aún– breve vida.

Y decidimos regalar el televisor.

Aclaramos, no es que seamos unos ermitaños que no tengamos nada en casa. Papá trabaja como diseñador web en forma independiente, así que siempre tuvimos y seguiremos teniendo monitores, portátiles, tablets y celulares , etc. Pero de lo que nos deshicimos fue del aparato televisor y dimos de baja el servicio de DirecTV.

Jazmín trepándose a una antena parabólica de DirecTV
Nuestro jazmín también hace justicia por los contenidos de la televisión.

Nunca miramos mucha tele pero, aún así, cuando regalamos el televisor sentimos que habíamos recuperado algunas horas del día.

Horas que usamos para hacer otras cosas, entre ellas, leer. Leer sobre diversos temas, en particular, ciencia y medicina.

Así fue que conocimos a muchos referentes en temas de alimentación, salud y medio ambiente que nos abrieron los ojos y la mente para dar nuestros primeros pasos en nuestro camino hacia la utopía…


Si te gustó, compartilo con tus seres queridos. Esperamos tus consultas y comentarios en los espacios para comentarios del blog o en nuestra página de Facebook.

Seamos fueguitos

Seamos fueguitos

El mundo

Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.

A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.

El mundo es eso —reveló—. Un montón de gente, un mar de fueguitos.

Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

Por Eduardo Galeano
Montevideo, 1940-2015


Sqool.me Life.Schooling es la parte pública de un proyecto familiar de desescolarización y autoconciencia. Se agradece la difusión de sus contenidos y la participación en debates sanos escribiendo en los comentarios.